La fuerte expansión de los strip centers se dirige ahora hacia el sur de Santiago